Fallas en sensores de puertas automáticas: las más comunes y su solución

Fallas en sensores de portones automáticos
Tabla de contenidos
Tiempo de lectura: 2 minutos

Como suele suceder con cualquier tecnología de uso cotidiano, las puertas automáticas son propensas a fallar en algún momento, por varios motivos. En este nuevo artículo del blog de Ortega Puertas Automáticas, conoceremos algunas de las fallas más comunes que pueden llegar a presentar los sensores de este tipo de puertas. También abordaremos las distintas maneras de solucionarlos para que tu puerta funcione correctamente.

 

 

Falta de mantenimiento

El origen de las fallas en un sensor de puerta automática puede ser tan simple como la falta de mantenimiento. Debido a los sitios donde suelen instalarse, estas piezas suelen estar expuestas al polvo, la humedad, entre otros agentes del exterior, lo cual provoca que se ensucie alguna superficie y no logre leer la señal para abrir la puerta. Si el exceso de suciedad es el problema, bastará con limpiar cuidadosamente el sensor para resolverlo.

También derivado de la falta de mantenimiento, así como al uso intensivo y el paso del tiempo, el cableado que conecta el sensor con el motor de la puerta puede encontrarse muy dañado o deteriorado y, por ende, no permitir el correcto funcionamiento del sistema. En este caso, puede que sea tiempo de reemplazar el cableado.

Mala instalación o desalineación

Otra causa común de que los sensores de puertas automáticas fallen puede ser su mala instalación o su desalineación física. Si el sensor no se encuentra correctamente alineado, se encuentra instalado en un sitio donde puede sufrir interferencias constantes o quedar expuesto a golpes, es de esperarse que falle constantemente o, incluso, que deje de responder.

Problema con el control remoto

A veces, el problema no está en el sensor, sino en el control remoto. Es importante mantener este accesorio en buenas condiciones y cuidarlo de golpes, caídas o el agua, para que funcione correctamente. Puede ser que las baterías ya se hayan gastado, por lo cual solo habrá que reemplazarlas, pero si aun con pilas nuevas sigue sin responder, probablemente sea necesario cambiarlo por un control nuevo.

Sensor defectuoso o mal programado

Un sensor de puerta automática puede llegar a fallar, incluso si le hemos limpiado cualquier tipo de suciedad que le impida leer la señal para abrir la puerta. En este caso, puede que esté mal programado, o incluso, que haya salido defectuoso o se dañe por tener una instalación eléctrica con voltaje cambiante.

Aquí podemos intentar reprogramar el sensor para ver si esto resuelve el problema. De no lograrlo, habrá que reemplazarlo por uno nuevo o revisar la instalación eléctrica del sitio.

Acércate a los expertos

En Ortega Puertas Automáticas contamos con un catálogo muy variado de sensores para puertas automáticas, así como refacciones, motores para portones eléctricos, puertas y portones en diversos modelos y materiales, como las puertas de reja, de aluminio, o portones de acero para cochera, para renovar y automatizar los accesos de tu hogar o empresa. Para más información y solicitar tu cotización, contáctanos al teléfono 722 327 7005, a través del botón de WhatsApp o nuestro formulario de contacto. ¡Será un gusto atenderte!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *